Portal creado por GAEDRUCPortal creado por GAEDRUC

  • (312) 6 11 00 Ext 47208 y 51309
  • correo a: mauri@ucol.mx, sebastiangz@ucol.mx
APREC Web


El vulcanismo ocurre por las condiciones que resultan en la generación de magma y su migración a la superficie del planeta. La ubicación de la mayoría de los volcanes está relacionada a la tectónica de placas. Se puede separarlos en dos: zonas de separación de dos placas o zonas de subducción. La existencia de puntos calientes resulta en la generación y erupción de magma en lugares no relacionados a la frontera de una placa. La mayoría de los volcanes del mundo se encuentran abajo del nivel del mar y no presentan ningún riesgo por la humanidad. Los volcanes tienen un periodo de actividad definida y después entran en un estado inactivo. Se clasifican los volcanes como activos si existe la posibilidad de una erupción o inactivos si ya no presenta este peligro.

Los productos generados en una erupción volcánica pueden variar ampliamente tanto en su cantidad (masa y volumen) como en sus características físicas (tamaño de grano, densidad) y químicas (composición); y esto a su vez va a depender del tipo de actividad que los produzca. Por un lado encontramos las erupciones explosivas que tienen lugar cuando el magma es fragmentado y expulsado desde un conducto volcánico a altas velocidades generando plumas volcánicas y corrientes de densidad piroclásticas. Por otra parte el vulcanismo efusivo permite la extrusión no explosiva del magma sobre la superficie y esto incluye a todas las erupciones de domos y flujos de lava.